Fernando Benzo apuntó que «las cosas en nuestra economía están yendo bien y, por tanto, cumplimos nuestra palabra en un primer momento con los espectáculos en vivo. Ahora llega el momento de seguir cumpliendo nuestra palabra con el IVA para el cine. Antes de que termine el 2018 lo veremos«. En este punto, las federaciones vinculadas con la industria cinematográfica recuerdan que tal deseo ya fue expresado cuando se produjo la reducción del IVA en la música. Asimismo, resaltan que es a Hacienda y no a Cultura a quien corresponde aplicar o no tal deseada reducción.

En vista del revuelo originado inicialmente, fue el propio Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el que matizó ante los medios informativos el apunte de Fernando Benzo. Es «la noticia del año», había comentado la presidenta de la Academia de Cine, Yvonne Blake. Cultura resaltó que las declaraciones se correspondían, por el momento, a un deseo y no a una realidad.

Fue en septiembre de 2012 cuando se produjo el incremento del IVA del cine desde el 8% al 21% actual. Si en el próximo año se produjese la reducción -que sería hasta el 10%- deberían ser los exhibidores quienes decidiesen si la rebaja pasaría a aplicarse también a las entradas que pagan los espectadores por acceder a las salas o no.